Cine de verano en San Esteban de Pravia

cine en la calle

Nuestros “técnicos” revisando el equipo

Comentario de Juan Ignacio Vara, visitante asiduo de los veranos de San Esteban, sobre la primera sesión de cine al aire libre del verano 2014, patrocinada por el Club Naútico San Esteban. Esta actividad no seria posible sin las personas que aportan sus recursos técnicos y materiales, y sobre todo… su GRAN ENTUSIASMO!

En la noche del viernes 25, novedad. Las fuerzas vivas de la cultura de este pueblín han organizado sesiones de cine todos los viernes a las 22:30. Antes, habría demasiada luz. Se hacen en el primer cargadero de mineral, justo encima de la ría. Me ha hecho ilusión porque me recordaba aquellos tiempos en que teníamos que llevar las banquetas de casa para ver el espectáculo de los titiriteros ambulantes a los que, en el subidioma de mi barrio, llamábamos volatineros.

Cada uno...con su silla

Cada uno…con su silla

He disfrutado mucho viendo esta película de años atrás, que me ha regresado a Calabuch, Bienvenido Mr. Marshall, La escopeta nacional y otras del género. Un guión y dirección de José Luis Cuerda, esperpéntico y fresco, con un elenco de lo más florido para su momento. “Amanece, que no es poco” comienza con un pueblo que asiste a misa todos los días y aplaude a su cura por el estilo que tiene elevando la hostia y termina con un sargento de la guardia civil disparando como un poseso al sol que se está levantado por el lado contrario al que corresponde. En medio, una ensalada de gags de todo tipo que, aunque acumulan crítica evidente, no llevan una acidez como para molestar y sí para acepar que aquellos tiempos fueron lo que fueron, si restamos la hipérbole.

cine en san estebanLa película es, de por sí, como un orvallo de comprensión para poder decir: “sí, algo así vivimos pero que, por favor, no vuelva”. E, irremediablemente, uno regresa a casa a medianoche, cargando la silla plegable y sonriendo hasta muy adentro cuando recuerda a Manuel Aleixandre diciendo al pueblo el pregón: “De parte del señor cura, se hace saber, que Dios es trino y uno”. “-Creo que la gente no ha entendido nada”, dice el personaje que es a la vez padre del cura, organizador del atrezzo litúrgico y pregonero municipal. En un pueblo donde el sargento de la Guardia Civil castiga a un plagiador de “Fulner” y tiene sabrosos diálogos con el cura sobre el libre albedrío, confesando los dos que, en sus respectivas instituciones, los de arriba no está muy por la labor. Donde las mujeres tienen su propia y muy aristofanesca asamblea y donde, en los bancales, crecen hombres al lado se las calabazas. Y donde, aunque sea por el lado contrario al oficial, amanece todos los días, que no es poco.

Programación 2014

Programación 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s