Archivo de la categoría: Arte

Verano 2017 – Fin de temporada

CARMEN ALVAREZ HERRERO

Con la llegada del otoño, los “veraneantes” mas rezagados comienzan a recoger sus bártulos de playa para regresar a sus sitios de origen. Y como colofón al verano, este último fin de semana de Septiembre, se ha querido despedir con un broche tan dorado, como las hojas de los árboles que ya empiezan a amarillear.

El domingo se despertó con un sol radiante, invitándonos a aprovechar el día con un baño en el Garruncho; y allí que nos fuimos los incondicionales de esta playa, donde nos esperaba una temperatura excelente del agua, aunque el mar, que estaba movidito, no nos permitió dar la clásica vuelta a la roca. La marea estaba baja y un niño (Curro), que andaba inspeccionando las charcas entre las rocas, le llamó la atención un animalito oscuro y gelatinoso, que al parecer no es frecuente por la zona. Todos acudimos a disfrutar del hallazgo, contemplándolo y fotografiándolo desde todos los ángulos, como si de un estrella de Hollywood se tratara; al tiempo que especulábamos sobre su identidad. Al final, una bióloga (Sonia), que ya los había avistado otras veces, nos dijo que era una “liebre de mar” (Aplysia punctata para los científicos), un molusco con una concha imperceptible que se alimenta de algas.

Los mas bonito del hallazgo fue la tertulia que se improvisó en torno al molusco, y lo contentos que estábamos todos de saber que en la playa del Garruncho, aunque hayan desaparecido, en los últimos años, algas y animalitos varios, todavía nos puede sorprender con otros visitantes menos frecuentes, avisándonos de que en San Esteban tenemos un trozo de mar que se mantiene vivo, ¡PERO QUE MUY VIVO!.

Además de la experiencia tan bonita de la mañana, en la tarde del domingo, el puerto de San Esteban de Pravia fue escenario de un simpático espectáculo: “Piano du lac”, consistente en un concierto flotante, protagonizado por un grupo francés, que está haciendo una gira por la costa asturiana. El protagonista principal es un piano de cola montado sobre una plataforma flotante en movimiento. La melodía del piano iba alternando con el acompañamiento de una trompeta y las voces de una soprano y un bajo; al tiempo que una bailarina interpretaba una coreografía con arriesgadas piruetas, para mantenerse en la plataforma y no darse un chapuzón. El repertorio consistió mayormente en música melódica francesa que los asistentes aplaudieron calurosamente. A pesar de las nubes amenazantes de lluvia, asistió un numeroso público que convirtió los muros del embarcadero en verdaderas plateas de teatro. Al final de la actuación invitaron a los asistentes a arrancar notas del teclado y dos espontáneos se lanzaron a la aventura, que tuvo que ser interrumpida porque la lluvia hizo su aparición. De lo contrario, la velada musical hubiera continuado, porque los asistentes nos encontrábamos la “mar” de a gusto.

Nota: Gracias a Marta y a “Poldo” por haber compartido sus fotos con nosotros.

 

Anuncios

EL SECRETO DE LOS TEJADOS ROJOS DE DUBROVNIK

CARMEN ALVAREZ HERRERO

Dubrovnik, una pequeña ciudad del Sureste de Croacia, y asomada a las aguas turquesas del Báltico, es un ejemplo de ciudad medieval bien conservada, o mas bien, bien reconstruida.

Al pasear por las murallas que abrazan la ciudad, asediada durante 7 meses por las tropas de Serbia/Montenegro, uno no diría que los tejados hayan sido totalmente destruidos por los bombardeos enemigos. Y es que las tejas que los cubren tras la reconstrucción, muestran unos tonos rojos brillantes que gritan alegría y optimismo a los cuatro vientos, y dan un mensaje de que siempre se puede superar la destrucción y el horror de la guerra.

Esta imagen de los tejados brillantes está en sintonía con la sonrisa de los rostros de sus habitantes, un claro signo de sociedad entusiasta que apuesta por la vida. Sin embargo, cuando uno repasa la historia de estos países balcánicos, 20 años atrás, y encuentra la guerra civil vivida por esos adultos cuando eran niños o adolescentes, hay algo que nos sobrecoge e invita a reflexionar. Sobre todo, porque era un tipo de guerra donde los móviles eran de pura intolerancia: religiosa, lingüística y étnica. Una guerra civil en toda regla, donde cada uno saca lo mejor de su “ego”, para tratar de imponer por la fuerza que su verdad es la única.

Si tratamos de enlazar aquella realidad con la de ahora, parecería como si la guerra en lugar de inyectar odio, hubiese actuado como vacuna, para que los jóvenes de ahora valoren la paz como máxima prioridad en sus vidas. Es evidente que “su estado del bienestar” no alcanza las cotas consideradas estándar en la UE, pero su apuesta por la vida y por reconstruir su país, lo basan en otros valores, valores que muestran en sus semblantes cuando pasean al lado del mar con sus chiquillos.

Siguiendo por el paseo del puerto al atardecer, una se encuentra con conciertos de música folclórica todos los días, acompañando a la luz del ocaso. Lo que en este caso rozó mi fibra sensible especialmente, es que todos los del lugar, desde niños a viejitos, acompañaban con sus voces a los cantantes del escenario. Al tiempo, los foráneos nos veíamos envueltos en una corriente musical que hacía sentirnos uno más entre ellos, y casi hasta corear sus canciones.

Quienes nos consideramos dentro del “club” del espacio europeo, creo que tenemos mucho que aprender de estos pueblos que han salido de la guerra y saben que la paz no la regalan, sino que hay que ganarla día a día.

Un verano de sostenibilidad, salud y bienestar

Con este título resumimos la actividad cultural que, con el respaldo de la Facultad de Turismo de Oviedo, hemos desarrollado en nuestro querido auditorio Tito Fernández de San Esteban de Pravia. Verano del 2016.feliciano_27990046360_o

Arrancamos el 23 de junio con una mirada al futuro turístico sostenible de nuestra región de la mano de Jorge Vallina, biólogo y experto europeo en medioambiente. Con él analizamos las cuestiones clave que debería considerar una empresa turística y, especialmente, aquellas que basan su oferta en el entorno natural y los componentes culturales de su destino. Es decir, marca, posicionamiento y capacidad de atracción y conexión con la demanda del visitante del siglo XXI mediante estrategias de “social green marketing”.

Continuamos el 12 de julio con la ponencia “Cambios de conducta para la promoción de la feliciano_27655772073_osalud en el siglo XXI” del doctor en psicología Feliciano Ordóñez. Él nos recordó que cada vez que pensamos en “empezar a cuidarnos” deberíamos de poner en práctica una serie de cambios en nuestro comportamiento que, modificando pequeñas cosas, pueden reportar un beneficio para nuestra salud, agilizar nuestra memoria, controlar y paliar los efectos de enfermedades crónicas tipo diabetes y otros problemas cardiovasculares. En definitiva, mejorar nuestra calidad de vida.

El 23 de agosto concluimos el ciclo de actividades estivales con el taller de arte terapia de la doctora Ana Mª Siles, del que ya hemos hablado en nuestro anterior post. Ahora nos queda por delante un fabuloso invierno para poder madurar muchas más ideas y sugerencias que en estos meses han ido surgiendo.

Gracias a todos los que habéis participado en estas actividades, como organizadores, ponentes o como asistentes. Os deseamos una feliz temporada otoño-invierno y os emplazamos para las escuela de verano de 2017.

turismo-sistenible_27761660352_o

Arte para el bienestar

Taller dirigido por la doctora Ana Siles.

23 Agosto 2016

Como cierre de las actividades culturales del verano, tuvimos la fortuna de disfrutar de algo distinto a lo que estamos acostumbrados en nuestro centro cultural de la vieja capilla, consistente en un taller en que los asistentes nos convertimos de nuevo en niños, para volcar en una lámina de dibujo y con lápices de colores, nuestros sentimientos y emociones en forma de un mandala colectivo.

esc-verano_28564065364_o.jpg

Esta actividad se enmarca dentro de la llamada arteterapia, entendida como una de las herramientas terapeúticas que utiliza la Antroposofía inspirada en R. Steiner. La arteterapia consiste en expresar de forma gráfica, el consciente y el inconsciente que se mueven en nuestro interior y que muchas veces no podemos expresar ni con palabras ni con gestos. Como cualquier tipo de expresión artística, este lenguaje emana de lo mas profundo de nuestro YO, permitiendo al terapeuta descubrir aspectos ocultos de nuestro ser.

Nuestro trabajo consistió en que cada participante diseñara en el centro de su cartulina el inicio de un mandala, según su propio criterio de diseño y colorido, que se iría completando de dentro a fuera por las manos y el arte de sus compañeros de mesa. En cada paso, y una vez trascurrido el tiempo asignado por la monitora, se pasaría el mandala al compañero de la derecha, siguiendo así el sentido contrario de las agujas del reloj. Un vez que el mandala de todos los participantes hubo dado la vuelta completa a la mesa, llegaría de nuevo a manos de quien lo había iniciado, es decir, al verdadero autor del mismo.

Cada uno de nosotros pudo ver, cómo el mandala por él creado había ido creciendo y conformándose gracias a la interacción de todos. Es decir, el resultado final había sido una verdadera demostración de trabajo en equipo, al igual que todo lo que ocurre en la vida.

Esto ha sido solo una pequeña muestra, pero que sepamos que la pintura terapéutica nos brinda la posibilidad de conectar y revelar nuestro interior, y si contamos con un terapeuta adecuado, este interior podrá salir a la luz, proporcionándonos una herramienta importantísima en el camino de la vida.

esc-verano_29186287085_o.jpg

Tan lejos, tan cerca…

Continuando con la programación del cine de verano, el viernes 29 de agosto (2014) le tocó el turno a la película “El guateque” protagonizada por Peter Sellers y dirigida por Blake Edwars, rodada en 1968 y considerada como una comedia de referencia en la historia del cine.

La película, como siempre, mantuvo la risa de los espectadores y nos integra en unos enredos inocentes y exagerados que cumplen su cometido a la perfección, distracción, risa y muy buen hacer cinematográfico.

Victor ManuelPreviamente y gracias al buen hacer de las personas responsables del Club Náutico y Xuan Cándano, tuvimos la fortuna de disfrutar de la presentación del programa de televisión española,”Tan lejos, tan cerca”., dirigido por Pedro Olea en 1972 y protagonizado por Víctor Manuel y Enriqueta Carballeira. El programa tiene como hilo conductor las canciones de Víctor Manuel, testimonio de toda una época.

Aparte de las vicisitudes para conseguir el programa, desgranadas por el presentador y cronista oficial de Cuideiru, Juan Luis Álvarez del Busto, la presentación del programa-documental pretendió ser un homenaje a Víctor Manuel en sus cincuenta años de carrera.

Pero lo mas importante es que éste programa realizado en 1972, se convierte en un documental grafico del pasado esplendor industrial de San Esteban con sus montañas de carbón y su febril actividad, la importancia del ferrocarril, así como de la actividad marinera de Cuideiru.

Fue un placer también ver a las personas en su juventud, perfectamente reconocibles en los extras; gente de Cuideiru, Muros y San Esteban dando vida a las canciones de Victor Manuel, tan entrañables como, La Romeria, Paxarinos, Madre Coraje o El Abuelo Victor…

Para quienes vivimos aquella época sentimos la nostalgia de aquellos tiempos de incertidumbre, ilusión y juventud.
Reconocemos la realidad social asturiana de aquellos años: carbón, trabajo, mar, campo, emigración, gente con su dignidad intacta, a pesar de las dificultades. Viéndolo desde lejos podemos entregarnos a las emociones y sentimientos que destapa.

“Tan lejos, tan cerca” es un programa documental testimonio de tiempos que nunca volverán y que nos pertenecen.

Cine de verano en San Esteban de Pravia

cine en la calle

Nuestros “técnicos” revisando el equipo

Comentario de Juan Ignacio Vara, visitante asiduo de los veranos de San Esteban, sobre la primera sesión de cine al aire libre del verano 2014, patrocinada por el Club Naútico San Esteban. Esta actividad no seria posible sin las personas que aportan sus recursos técnicos y materiales, y sobre todo… su GRAN ENTUSIASMO!

En la noche del viernes 25, novedad. Las fuerzas vivas de la cultura de este pueblín han organizado sesiones de cine todos los viernes a las 22:30. Antes, habría demasiada luz. Se hacen en el primer cargadero de mineral, justo encima de la ría. Me ha hecho ilusión porque me recordaba aquellos tiempos en que teníamos que llevar las banquetas de casa para ver el espectáculo de los titiriteros ambulantes a los que, en el subidioma de mi barrio, llamábamos volatineros.

Cada uno...con su silla

Cada uno…con su silla

He disfrutado mucho viendo esta película de años atrás, que me ha regresado a Calabuch, Bienvenido Mr. Marshall, La escopeta nacional y otras del género. Un guión y dirección de José Luis Cuerda, esperpéntico y fresco, con un elenco de lo más florido para su momento. “Amanece, que no es poco” comienza con un pueblo que asiste a misa todos los días y aplaude a su cura por el estilo que tiene elevando la hostia y termina con un sargento de la guardia civil disparando como un poseso al sol que se está levantado por el lado contrario al que corresponde. En medio, una ensalada de gags de todo tipo que, aunque acumulan crítica evidente, no llevan una acidez como para molestar y sí para acepar que aquellos tiempos fueron lo que fueron, si restamos la hipérbole.

cine en san estebanLa película es, de por sí, como un orvallo de comprensión para poder decir: “sí, algo así vivimos pero que, por favor, no vuelva”. E, irremediablemente, uno regresa a casa a medianoche, cargando la silla plegable y sonriendo hasta muy adentro cuando recuerda a Manuel Aleixandre diciendo al pueblo el pregón: “De parte del señor cura, se hace saber, que Dios es trino y uno”. “-Creo que la gente no ha entendido nada”, dice el personaje que es a la vez padre del cura, organizador del atrezzo litúrgico y pregonero municipal. En un pueblo donde el sargento de la Guardia Civil castiga a un plagiador de “Fulner” y tiene sabrosos diálogos con el cura sobre el libre albedrío, confesando los dos que, en sus respectivas instituciones, los de arriba no está muy por la labor. Donde las mujeres tienen su propia y muy aristofanesca asamblea y donde, en los bancales, crecen hombres al lado se las calabazas. Y donde, aunque sea por el lado contrario al oficial, amanece todos los días, que no es poco.

Programación 2014

Programación 2014

Margarita y “su jardín”

Deleitados con la música

Deleitados con la música

Esto de que la margarita haya sido utilizado en muchas culturas, como nombre de mujer, nos da pié, en este caso, a un juego de palabras y a una metáfora preciosa.

El sábado pasado, 12 de julio, descubrí que una Señora encantadora, Margarita (Margot para los amigos) comparte y cuida con su familia, un jardín maravilloso, en un lugar recóndito del barrio de Reboriu de Muros de Nalón, por donde yo había pasado numerosas veces, sin que la “casualidad” lo hubiera puesto ante mis ojos.

Lo mas bonito de la noche del pasado sábado, no es que yo descubriera el jardín, sino que lo hicieran mas de un centenar de personas de todas las edades, que habíamos a acudido a una fiesta, a la que había convocado la anfitriona.

Confieso que yo, al igual que la mayoría de asistentes, quedamos conmovidos por el entorno, por el diseño del jardín, por el aire que se respiraba y por la energía que allí se movía. Todo ello  adornado con las notas de una música que resonaba en el cuerpo y arrancaba emociones de integración con el propio jardín y con las personas allí presentes. En la segunda parte del espectáculo, las imágenes y el sonido de un “teatro de sombras” nos trajeron evocaciones de cuan grandioso puede ser un arte hecho con técnicas simples y corazones enormes.

Gracias Margot por haber abierto, de par en par, las puertas de tu casa y de tu corazón a vecinos y amigos.